JOSÉ PÉREZ DEL RÍO, MÁS DE 100 AÑOS DIGNIFICANDO LA PROFESIÓN DE INGENIERO MARINO

Durante más de cuarenta años José Pérez del Río (D. José o Sr. Pep) fue profesor de la Escuela Oficial de Náutica de Barcelona, (hoy Facultad de Náutica de la UPC), en la que ocupó dos cátedras de Máquinas Navales. Este largo período fue enormemente fecundo tal y como lo demuestra su monumental obra “Tratado General de Máquinas Marinas”, en ocho volúmenes, que significó una verdadera revolución en la enseñanza y aun en la misma concepción de la carrera de Máquinas.

José Pérez del Río nació el 24 de octubre de 1909 (este viernes cumpliría 99 años). Pasa su infancia con sus tíos, ella Maestra y él Maquinista Naval, lo cual lo condicionó, como a tantos de nosotros, para su futuro. En el año 1924 (con 15 años) ingresó en la Escuela Oficial de Náutica de Barcelona, obteniendo su certificado de Alumno de Máquinas en 1928 con las máximas calificaciones. Se convierte en Segundo Maquinista en 1933 (24 años) y Maquinista de Primera en 1938 (29 años) para luego pasar a Maquinista Naval Jefe completando así 7 años de navegación en diversos buques mercantes.

         

En 1941, y tras retomar sus estudios de Matemáticas en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Barcelona y de violín en el Conservatorio Superior de Música, es nombrado profesor numerario de “Máquinas y Taller” en la Escuela Oficial de Náutica. En 1942 amplia sus funciones encargándose de la Secretaría del Centro, cargo que abandonará en 1958 para dedicarse a escribir su colosal obra “Tratado General de Máquinas Marinas” la cual finalizará en 1966. Antes de ésta publica “Trigonometría plana y del espacio” obra cuyo fin de ayudar a la formación de los Primeros Maquinistas. En 1957 ingresa en el Institute of Marine Engineers y en 1964 pasa a ocupar la cátedra de Motores de Combustión Interna.

          

Hasta su jubilación en 1979 se dedicó incesantemente a sus tareas académicas, siendo durante este tiempo Consejero Nacional de Educación. En 1982, a una edad en la que generalmente se busca reposo y tranquilidad, D. José redactó y defendió sus Tesis Doctoral “En defensa de la Máquina de Vapor” con la que obtuvo el primer título de Doctor en Ciencias del Mar de España, abriéndonos el camino de la culminación académica a todos los titulados superiores de Máquinas. También se dedicó al violín y a la poesía, muestra de ello es su libro “Vanilóquio”.

Murió el 13 de Octubre de 1994 (85 años) en su casa de Vilamajor en la cual pasó sus últimos años dedicado a la meditación y a la atención de las numerosas visitas de amigos y ex-alumnos. Su incansable trabajo en favor de la dignificación de la profesión de los Maquinistas Navales a los cuales inculcó la vocación de estudio, caballerosidad y amor por la profesión fue reconocida en 1970 al concedérsele la Cruz al Mérito Naval de Primera Clase con distintivo blanco.

Como homenaje de este Espacio de Ingeniería Marina a José Pérez del Río, he pensado en poner unas frases muy logradas que aparecen en el Vol. 8 las cuales tuve el gusto de escuchar por primera vez al prof. José Carbia Carril. Dicen asi:

El que sabe y sabe que sabe es un sabio, imítalo.
El que sabe y no sabe que sabe está dormido, despiértalo.
El que no sabe y sabe que no sabe es un ignorante, instrúyelo.
El que no sabe y no sabe que no sabe es un necio, desprécialo.

Artículo – En Memoria de D. José Pérez del Río por Ignacio Echevarrieta Sazatornil, ex-alumno y profesor de la FNB.
Link – José Pérez del Río – Web de la Biblioteca de la FNB acerca de D. José con textos para descargar.
Link – En defensa de la Máquina de Vapor – Tesis en Red de la UPC 

Inicio-Home                Diario-Blog                Fotos-Photos               Listas-Lists             Archivos-Files

2 pensamientos en “JOSÉ PÉREZ DEL RÍO, MÁS DE 100 AÑOS DIGNIFICANDO LA PROFESIÓN DE INGENIERO MARINO

  1. Soy Maquinista Naval Gracias a él y a su gran obra “Tratado General de Máquinas Marinas”. Hoy ya estoy en el dique seco debido a mi edad, pero siempre le recordaré manejando su moto. También recuerdo a Moral (o Morral), que me dió clases de Taller, pero que en el examen final -yo de punta en blanco – me hizo cambiar los engranajes de la caja Norton de un torno y acabé con los puños de la camisa hechos un cristo.

    • Gracias Manuel. Sin duda un entrañable testimonio de un tiempo al que costará volver, el de los grandes de Máquinas. No he tenido el gusto de conocer a Morral pero debió ser toda una experiencia para los de tu generación. Ya nos contarás.

      Si te gusta todavía ser de Máquinas tal vez te apetezca participar en la parte más activa de Ingeniería Marina en la red: Facebook.

      Pulsa http://www.facebook.com/IngenieriaMarina

      Buena guardia, Manuel.

Tu opinión cuenta, deja un comentario. Gracias.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: